29 abr. 2009

el morbo como arte y la excibión como novela... o simplemente el Facebook

Es un poco demente el grado de exposición que hemos alcanzado a través de páginas como Facebook. Exposición de lo privado que ya, aparentemente, no lo es. Obviamente, es una moneda con sus dos lados: de un lado esta el morbo del que observa, y del otro lado está el exhibicionismo del que se muestra, ese (uno) que pone su vida como en una vitrina. Es fácil, hoy mas que nunca, llegar a conocer a alguien, aunque, claro, siempre está el factor teatral: al fin y al cabo, eso que llegamos a conocer es lo que la persona quiere que conozcamos de ella, lo cual no necesariamente se corresponde con lo que ella es (y de ahí podríamos pasar a discutir si SOMOS realmente algo, y así pasaríamos toda la vida encadenando temas hasta llegar a viejos y morir.)

Ajá. Esta por un lado la satisfacción de ser visto y por el otro la satisfacción de, simplemente, ver; pero más allá de eso está esa vinculación que uno (espectador y actor) crea con el otro (también espectador y actor). Digamos que Internet ha permitido que las redes sociales se expandan tanto que ya no es necesario conocer (en el más amplio sentido de la palabra) a una persona para compartir con ella su vida. Si si, a lo mejor es que yo soy un chismoso, psicópata, sin oficio, acosador silente o curioso patológico, pero digame usted, si no es para que la gente enferma como yo se entere, para que entonces esa otra gente hace pública su vida a través de sus status-fotos-comentarios-notas en Facebook. Además mi curiosidad no es mal intencionada, que si Boquitas Pintadas esta “narrada” a través de notas de prensa, cartas, extractos de diarios y cosas por el estilo (todo ficticio, claro), alguien podría escribir una novela uniendo status, comentarios, fotos, notas, test realizados, información general, publicaciones en el muro, estados sentimentales, etc. Y ese alguien, quién quita, podría ser yo. Que si el Facebook le sirve de algo al FBI ¿por qué no puede servirle también al arte literario?


{ ¿es ese Mr. Facebook o es el Big Brother? }

3 comentarios:

Edds dijo...

Y creo que la importancia que facebook obtiene comparado con otras redes, radica en el hecho de que todos los perfiles tienen la misma apariencia (a nivel de diseño web, colores, etc) por lo que el usario hace todo lo posible por sobresalir subiendo fotos pseudo chistosas, haciendo coments impactantes o con un status llamativo.
Veremos cuanto tiempo dura esto! lo cierto es que ha servido para conocer muchas cosas de gente rara. y ha despalzado a precursores del género como Fotolog o Hi 5

Sandum dijo...

Yo la verdad, y se que sonara rídiculo pero aún no le encuentro el chiste al FB... No entiendo como es que la gente te agrega sin conocerte, no encuentro aplicaciones que sean super divertidas. Lo único que me gusta es chismosear las cosas, pero a la final conozco en vivo como al 90% de las personas de mi perfil... So, al final me entero de todo igual. Excelente analisis y saludos!

Eduardo Patriz dijo...

El Facebook es la peor mierda que se ha podido inventar en este asqueroso planeta. Todo es de mentira, todo es falso, todo es fantasioso. El portal de la gente sin vida propia, el portal de las vidas de mentira. He declarado este mes, como el mes contra el Facebook. Lo odio.