29 abr. 2009

el morbo como arte y la excibión como novela... o simplemente el Facebook

Es un poco demente el grado de exposición que hemos alcanzado a través de páginas como Facebook. Exposición de lo privado que ya, aparentemente, no lo es. Obviamente, es una moneda con sus dos lados: de un lado esta el morbo del que observa, y del otro lado está el exhibicionismo del que se muestra, ese (uno) que pone su vida como en una vitrina. Es fácil, hoy mas que nunca, llegar a conocer a alguien, aunque, claro, siempre está el factor teatral: al fin y al cabo, eso que llegamos a conocer es lo que la persona quiere que conozcamos de ella, lo cual no necesariamente se corresponde con lo que ella es (y de ahí podríamos pasar a discutir si SOMOS realmente algo, y así pasaríamos toda la vida encadenando temas hasta llegar a viejos y morir.)

Ajá. Esta por un lado la satisfacción de ser visto y por el otro la satisfacción de, simplemente, ver; pero más allá de eso está esa vinculación que uno (espectador y actor) crea con el otro (también espectador y actor). Digamos que Internet ha permitido que las redes sociales se expandan tanto que ya no es necesario conocer (en el más amplio sentido de la palabra) a una persona para compartir con ella su vida. Si si, a lo mejor es que yo soy un chismoso, psicópata, sin oficio, acosador silente o curioso patológico, pero digame usted, si no es para que la gente enferma como yo se entere, para que entonces esa otra gente hace pública su vida a través de sus status-fotos-comentarios-notas en Facebook. Además mi curiosidad no es mal intencionada, que si Boquitas Pintadas esta “narrada” a través de notas de prensa, cartas, extractos de diarios y cosas por el estilo (todo ficticio, claro), alguien podría escribir una novela uniendo status, comentarios, fotos, notas, test realizados, información general, publicaciones en el muro, estados sentimentales, etc. Y ese alguien, quién quita, podría ser yo. Que si el Facebook le sirve de algo al FBI ¿por qué no puede servirle también al arte literario?


{ ¿es ese Mr. Facebook o es el Big Brother? }

26 abr. 2009

so happy together... (8)

¿Es una canción verdaderamente fácil de versionar o qué?




21 abr. 2009

"bueno, no soy tan malo"

pablö dice (04:41 p.m.):
bueno, no soy tan malo

pablö dice (04:41 p.m.):
aunque este secreto cada vez siento que es asi de verdad como un secreto, de una novela o algo asi

[b] //gөηŻạlΘ//[/b] dice (04:42 p.m.):
:P nop, no lo eres, solo estoy jugando contigo

[b] //gөηŻạlΘ//[/b] dice (04:42 p.m.):
bueno, hay cosas que la gente simplemente no deberia saber

pablö dice (04:43 p.m.):
si, supongo

pablö dice (04:43 p.m.):
el conocimiento te hace libre... hay gente que no merece ser libre

[b] //gөηŻạlΘ//[/b] dice (04:43 p.m.):
la ignorancia te mantiene feliz

[b] //gөηŻạlΘ//[/b] dice (04:43 p.m.):
mucha gente merece ser feliz

pablö dice (04:44 p.m.):
todo puede ser visto desde dos puntos de vista, viste?

pablö dice (04:44 p.m.):
que miedo

17 abr. 2009

"You Couldn't be Ordinary If You Tried"

Debo admitirlo: soy Mena Suvari en American Beauty. No, no soy porrista ni quiero serlo. No soy virgen y si lo fuera no lo ocultaría. No soy rubia tampoco. En lo que me parezco a ella es en que odio, como ella, ser «uno más del montón». Secretamente siempre me he identificado con esa escena en la que el adolescente narco le dice a Mena, para herir su ego de porrista, que ella no es más que una chica tan ordinaria y común como las demás; y Mena sale corriendo desconsolada, llorando. Para mi es horrible ser una figurita intercambiable, es algo que siempre he odiado incluso antes de tener claro que lo odiaba. Por eso me molesta un poco haberme cortado el cabello. Si, mis padres me aman más desde que lo hice y mi hermana ahora si admite con orgullo que nos parecemos. Mis abuelos casi hicieron una fiestica en honor al nuevo look, y la mayoría de las personas ha hecho buenos comentarios acerca del cambio (para mejor, según ellos). Es posible, también, que mi aspecto sea más limpio ahora e, incluso, más fácil de llevar (si no me quiero peinar, simplemente me pongo una gorra y no hay ni cabellos que salgan por los lados). Pero (apartando las reservas que tengo acerca de este corte en particular, que creo que no va del todo con la forma de mi cara) cuando veo mi reflejo en alguna vidriera de algún centro comercial siento que me parezco tanto a los niños esos que me circundan y que creen comerse al mundo con sus cabellos engelatinados y sus actitudes wannabe, que me pongo un poquito triste. El reflejo me recuerda un poco a las palabras del narco adolescente.

Si, lo se, es vacío, es estúpido, es superficial hablar de mi cabello como si fuese mi identidad. Pero igual creo que lo dejare crecer de nuevo.



Aunque esperare mejor cuando ya no viva con mis padres.


15 abr. 2009

Womanizer, womanizer, womanizer (8)

SEGÚN MI ORDEN DE PREFERENCIA:
1 Cover de Smiily. Me encanta él y su música. Y su cabello y su imagen. También es buena la versión que hace de "Do you really want to hurt me" (de Culture club), puedes escucharla en su MySpace.


2 Cover de Lily Rose Beatrice Allen, mejor conocida como Lily Allen. Ella es linda y su música también.


3 Y la versión original de Britney Spears. Démosle el crédito de haber sido la primera.

13 abr. 2009

la Ley Orgánica para la Equidad e Igualdad de Género... aunque no quieras

Se ha dicho mucho estos últimos días acerca de la posibilidad de que se legalice el matrimonio entre personas del mismo sexo en nuestro país. De entrada, hay que aclarar que aquí no está en juego que nos vayamos a poder "casar" o no… esa sigue siendo una prerrogativa heterosexual promulgada por nuestra Constitución. Lo que tenemos ante nosotros es la posibilidad de establecer una relación legalmente reconocida, similar al matrimonio entre personas del mismo sexo, que llevaría el nombre de "asociaciones de convivencia". Pero, dado el escenario, tampoco nos hagamos demasiadas ilusiones con ello.

La cuestión en los actuales momentos, según entiendo, es la siguiente: en la Asamblea Nacional se está discutiendo un proyecto de Ley Orgánica para la Equidad e Igualdad de Género y, en tal contexto, la diputada Romelia Matute ha propuesto que se incluya como parte de su articulado, lo siguiente:
Articulo 8. Toda persona tiene el derecho a ejercer la Orientación e Identidad Sexual de su preferencia, de forma libre y sin discriminación alguna. En consecuencia, el Estado reconocerá las asociaciones de convivencia constituidas entre dos personas del mismo sexo, por el mutuo acuerdo y el libre consentimiento, con plenos efectos jurídicos y patrimoniales.

Quien en ejercicio de la libertad a que se refiere el presente artículo cambiare de género por causas quirúrgicas o de otra índole tiene derecho al reconocimiento de su identidad y la expedición o modificación de los documentos asociados a la identificación. Así mismo, el estado garantizará los medios médicos asistenciales que sean necesarios para su cabal inserción y reconocimiento social en condiciones de igualdad.
Por otra parte, la diputada Marelis Pérez Marcano, presidenta de la Comisión Permanente de Familia, Mujer y Juventud, ha truncado la iniciativa al afirmar (y con ello confirmar el ridículo conservadurismo imperante en nuestro país) que la propuesta de la diputada Matute es simplemente eso, una propuesta. Lo que está en discusión (en su segunda discusión ya en la Asamblea Nacional) es el proyecto de ley, más no el artículo en cuestión. O sea, la ley, tal como esta siendo discutida, no contempla ni matrimonio gay ni asociaciones de convivencia ni nada por el estilo, cuando mucho una mísera concesión:
Articulo 8. El derecho a toda persona a vivir una sexualidad placentera, responsable y libremente decidida y la capacidad de ejercer la orientación sexual e identidad sin discriminación y en condiciones de igualdad.
Ese artículo que propone Matute queda para después. Una cuestión pendiente que, en manos de nuestra "revolucionaria" Asamblea, difícilmente deje de ser eso: una cuestión pendiente. La vindicación de los derechos de cualquier grupo humano depende de la lucha de sus miembros por ejercerlos. Porque, si, puede que todos nazcamos con derechos fundamentales, pero es un hecho que ya en este mundo algunos somos privados de ellos. ¿Qué hacer entonces? No se trata de que queramos casarnos o no, no se trata de que tengamos con quien o no, tampoco se trata de que no quiera quedarme en la calle cuando mi novio se muera y venga su familia a botarme de la casa que juntos compramos. En esencia, no se trata de nada de eso, se trata más bien de que tenemos derechos y debemos reclamar que se cumplan, o lo que es lo mismo, es hora de exigir ser considerados más que ciudadano de segunda categoría. El hecho de que yo, en este momento, no me quiera casar (ni unir ni asociar), el hecho de que no tenga con quien, el hecho de que no tenga nada que perder o ganar con ello, no me hace ajeno al asunto.

El escenario, por hostil que sea, actualmente se pinta más favorable que nunca: está la propuesta, los grupos se están organizando, están presionando, están molestando, haciéndose escuchar, incluso nos han facilitado el trabajo y han creado acciones y medios, para que sólo quede tomarlos y usarlos o hacerlos realidad. Al final, aún y cuando no se apruebe el famoso artículo me parece que es un buen momento para actuar, para exigir, para no quedarse callado. Que salir del closet no es solo declararse diferente, hay otros closets mucho más arraigados. Hay que empezar a salir de esos también.

10 abr. 2009

digamos que hoy me siento fatalista

Si, lo se, la vida se arma a fuerza de decisiones… lo se y lo pregono, pero no suelo cumplirlo. En muchos aspectos soy de los que eligen simplemente no elegir, quedarse parado, tranquilo, quietecito y sumiso ante el despiadado monstruo, el coco, que se hace realidad. (Y después confortarse en su cómoda situación de victima.) Y hay monstruos afuera y hay monstruos adentro. Hay cocos intermedios. Quizá al final sean todos un mismo monstruo grandote que está en todas partes y lo inunda todo (tu existencia limitada, tus movimientos obstruidos, modelados, domesticados, tus capacidades coartadas, condicionadas): él es el impedimento, la incapacidad de elegir aún teniendo opciones enfrente, él es la razón para no arriesgarte, el miedo, la moral, la precaución. Esa mano que no alcanza a asir lo que quiere del mundo, la boca cerrada, esa pregunta que no llega nunca a hacerse. Se queda atrapada. Se la come el monstruo. El coco no acaba con las opciones, pero te imposibilita para elegir entre ellas; no mata tus deseos pero los deja vivos sólo para recordarte que nunca se convertirán en placer. El coco se ríe de ti y te hace creer que eres tu el que estás riendo. Es la excusa para dejarte llevar. Es la cárcel, una cárcel de plata, oro y diamantes, llena de prerrogativas y lujos, comida gourmet, uniformes Louis Vuitton y una linda vista al mar. Con una ventana que te da acceso a un aire divino y a un lejano paisaje de ensueño. Una cárcel, al fin, que te construye, te protege de ti mismo y te martiriza, que te separa, te aísla, que media tus interacciones con los otros, que te defiende del mundo al tiempo que te va reformando y acabando de a poco.

(Es también el dolor, la aflicción, la llamada depresión, por estar adentro. Las ansias de salir, de escapar. El túnel y el entusiasmo de seguir cavando. Es la pala, es tu herramienta para seguir adelante. Es el juego y es el sentido del juego.



Si, es una cárcel inmensa donde, al final, en mayor o en menor medida, todos somos reos.)



//////-- El vídeo es de Homochic.com (en la dirección de la web puedes verlo con audio), y llegó a mi a tráves de Krautboys. --//////

8 abr. 2009

colectivamente, personas extrañas

Si, me emocione un poquito:

2 abr. 2009

un colectivo de disidentes: propuesta / convocatoria



Recuerdo que desde hace tiempo, cuando comencé a meterme en esto de los blogs, siempre me interesó formar parte de uno colectivo, sin embargo, nunca pasó. Pues bien, en vista de mi profunda frustración reprimida he decidido tomar la iniciativa yo mismo y ponerme a convocar gente así a lo loco para crear uno. Ya está. Es una convocatoria abierta, una propuesta que el que quiera puede tomar, un proyecto, sólo una idea pues: un blog que reúna a tres, cuatro o cinco bloggers -LGBT-, de diferentes partes de Venezuela para que posteen desde sus visiones particulares de las cosas. Las personas que formen parte de este hipotético blog probablemente ya tengan sus blogs personales aparte, entonces para hacer una diferencia entre este (el colectivo) y aquellos yo propongo que la dinámica sea la siguiente: cada cierto tiempo, se lanza un tema (puede ser cualquier cosa, pero mejor si tiene que ver con la temática gay -o disidente, en general) y a partir de este tema, pregunta, tópico, idea de partida, los miembros postean en función de eso, completando, respondiendo o refutando la opinión o la visión de otros miembros, o simplemente aportando una visión distinta. Es decir, sería más como un debate informal sobre diferentes cuestiones. Siendo así tipo debate los post de los integrantes estarían vinculados y no serían simplemente post aislados que bien cada quien podría publicar en sus webs personales.

En fin, como dije, es sólo una idea. Cualquier opinión, aporte, proposición, etc., favor seguir el procedimiento lógico: dejarlo como comentario.

PD.: Por cierto, de invitar a alguien en particular para formar esta maquinaria bloggistica, invitaría al Sr. Sandum… cualquier cosa, ya saben, el link de los comentarios está debajo del titulo de la entrada.

1 abr. 2009

para bien o para mal, mi burbuja y yo



Aunque en muchos aspectos creo haberme salido hace tiempo de esa burbuja impenetrable que me separaba del mundo, todavía, para bien o para mal, hay algo de ella en mi, creo que por eso no deja de impresionarme la gente que habita el lado exterior, las cosas que pasan del lado de allá:

Desde hace varios semestres me desempeño como preparador docente* en la universidad y, aunque ya termine materias y solo me queda la tesis, este semestre también opte y quede seleccionado para ser preparador de una materia que se llama Investigación Social III. Sin embargo, la regla más que la excepción, por lo menos en mi experiencia, es que los estudiantes no acuden a la preparaduría durante el semestre y, a pesar de ello, al final, uno que otro siempre termina quejándose de que el preparador no lo ayudo, que no sirve para nada, etc.; para colmo de males, esos que se quejan de la ineficiencia del preparador suelen ser los que pretenden que el preparador estudie por ellos, se lea libros y les pase resúmenes, les haga los trabajos o, por lo menos, les organice lo que han hecho.

Este semestre, hasta hoy, había sido más o menos igual: he ido religiosamente (bueno, no tanto) a las horas pautadas para consultas y nadie apareció nunca; di mi numero de teléfono, mi correo electrónico, etc. y ni un estudiante me contacto, y uno (de los únicos dos) que solicito consulta pretendía que le arreglara yo los errores que el profesor le había corregido a su proyecto. Pero ha habido una significativa diferencia: aunque el semestre esta a poco de terminar nadie se ha quejado de la ineficiencia del preparador. Ante la preocupación del profesor (porque a una gran mayoría le va quedando la materia) los alumnos admitieron ante él no haber acudido a la preparaduria pero se excusaron alegando, simple y llanamente, que el preparador les cae mal (así me dijo hoy el profesor).

Pero la impresión no viene del hecho de que le caiga mal a una persona, a un grupito o esa sección entera, realmente eso me tiene sin cuidado. Lo que me impresiona es que a veces uno piensa que no existe para cierta gente (me refiero a esa misma gente que, de hecho, no existe para uno) y en cambio, estás ahí presente, en sus conversaciones en el cafetín, en sus chismes, etc. Porque, además, por una extraña y mágica razón, y a pesar de que yo casi no estoy yendo a la universidad porque no estoy viendo materias, más personas de las que yo podía esperar están enteradas de mi tesis y del tema de que trata (la homosexualidad) con todas las connotaciones personales del asunto y seguramente como confirmación de que ese pablito es así como rarito.

En fin, siempre es conveniente un poco de prepotencia, más aún cuando la gente se da a la tarea de hacerte sentir importante. Pues si, algunos estamos por encima de esos juicios superficiales, algunos conservamos cierta inmunidad ante los chismes de pasillo... por eso, entre otras cosas (entre otros cuentos), es que yo quiero tanto a la burbuja que vive en mi.


*no estoy seguro de que la figura de Preparador Docente exista tal cual, con ese nombre y todo, en otras universidades, así que explicare más o menos a lo que se refiere: el preparador es una especie de ayudante académico del profesor de la materia. Se supone que deben trabajar mancomunadamente: el preparador debería guiar a los alumnos dentro de las directrices que da el profesor. Tiene un numero determinado de horas a la semana para que los estudiantes le hagan consultas, aclaren dudas, etc. y, por una razón que nadie aún me ha logrado hacer ver se llama Preparador Docente TIPO 1, aunque no hay ni 2 ni 3 ni más ningún otro tipo, que yo sepa. El sueldo es bastante bastante insignificante pero, aunque mísero, suele ser funcional; además la experiencia como preparador se puede tomar como experiencia laboral.